NOTICIAS MENOTTY NM.

 

USULUTÁN.

Gerardo Otoniel López Garay se mantendrá en la cárcel por haber intentado matar a su excompañera de vida, con múltiples golpes propinados en la encabeza con una piedra.

Esta tarde en la audiencia inicial en el Juzgado de Paz del municipio de Alegría, la fiscal del caso de la Unidad de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer de la oficina fiscal de Usulután, presentó suficientes pruebas indiciarias de que el imputado cometió los delitos de Feminicidio Agravado Tentado y Desobediencia en caso de Medidas Cautelares.

La víctima de 28 años fue atacada por el incriminado el pasado 1 de diciembre, en una calle de la colonia Altos de Guadalupe en Alegría, aproximadamente a las 5:45 de la tarde, en presencia de sus 2 hijos menores de edad.

Entre las pruebas presentadas están las manchas de sangre encontradas en las manos y rodillas de López Garay, los dispositivos electrónicos incautados y testigos de los hechos. También los antecedentes de violencia en perjuicio de la fémina. En el 2018 la mujer lo denunció por amenazas, pero posteriormente retiró la demanda.

Pero en septiembre de este año, se inició un proceso por violencia intrafamiliar, en la que en la audiencia inicial se le impusieron medidas inmediatas a favor de la mujer, que aún estaban vigentes cuando intentó asesinarlo. Entre las medidas estaba el alejarse de la ofendida, que no la amenazara y que se quedara viviendo junto a sus hijos en la vivienda que compartían como pareja.

La víctima según las fiscales después de ser intervenida quirúrgicamente en el hospital Nacional Rosales de San Salvador, se encuentra estable. Además, los hijos y la madre de la fémina, están recibiendo asistencia psicológica en la sede fiscal de Usulután. Como lo establece la Ley para una Libre de Violencia se pidió la reserva total del caso.

Por Fiscalía General de la República (FGR).